viernes, 16 de julio de 2010

Friccion - Para terminar (1988)



En el año 1984, Richard Coleman y Gustavo Cerati solían reunirse informalmente para zapar junto a los músicos Christian Basso (bajo) y Fernando Samalea (batería) en una agrupación conocida como Clap. El proyecto fue tomando forma y finalmente la banda debuta en 1985, bajo el nombre de Fricción, en el Stud Free Pub. Lamentablemente, al ser este grupo la segunda ocupación de sus integrantes, no contó con un plan de trabajo ni un calendario de gira. Paralelamente, a Soda Stereo le llegó el momento del despegue masivo con su disco Nada Personal (1985) y Cerati se vio obligado a distanciarse de la banda. Coleman llamó en su reemplazo al saxofonista Gonzalo Gonzo Palacios (ex Los Twist y Soda Stereo) y a la vocalista Celsa Mel Gowland (ex Metrópoli).

A fines de ese mismo año, Coleman, Basso y Samalea colaboraron junto a Andrés Calamaro en la grabación de “Vida Cruel”, su segundo disco solista. Para esos días, Charly García y Luis Alberto Spinetta planeaban la grabación de un disco en conjunto y para ello decidieron llamar a Coleman, Calamaro y los demás miembros de Fricción para conformar su grupo soporte. Este proyecto nunca llegó a concretarse pero García, habiendo disuelto su banda anterior y reconociendo el verdadero valor de estos músicos, decidió llamarlos, junto a Daniel Melingo, para conformar su banda de apoyo bajo el nombre de Las Ligas, en el verano de 1986.

Al finalizar las giras con Charly, Fricción edita “Consumación o consumo” su primer disco de estudio, el cual fue producido artísticamente por García, en los estudios Panda. Además, fueron elegidos “Grupo Revelación” por el suplemento Sí del diario Clarín. Por otro lado, Coleman regresa transitoriamente a Soda Stereo para participar en la grabación del álbum “Signos”.

En la primavera de 1987, Fricción, ya sin Samalea, ingresó nuevamente al estudio para grabar su segunda placa, “Para Terminar”, la cual sale a la venta en 1988. El disco contó con la producción de Gustavo Cerati y la participación de músicos como Daniel Castro (ex David Lebón) en bajo y sintetizadores; Daniel Ávila en batería; Pablo Rodríguez en saxos; Rolando Ureta (ex Zas) en guitarras, armónica y coros y el mismo Cerati en voces y guitarras.

En 1989, finalmente se produjo el desastre: la compañía discográfica quebró y los miembros de Fricción quedaron en la calle. La banda ya se encontraba desgastada y la separación fue inminente.

Tapa cortesia de Viviana Seijas

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...