sábado, 28 de agosto de 2010

Miguel Mateos/Zas - Tengo que parar (1984)




Tengo Que Parar (4:53)
Tira Para Arriba (5:01)
Dámelo, Nena Dámelo (5:25)
Solo Fuego (4:41)
Lucy En La Tierra Con Amantes (3:40)
Chico Marginado (5:24)
Tómame Mientras Puedas (5:10)
Bulldog (6:30)
Ana, La Dulce (4:57)

Miguel Mateos: voz, teclados y guitarras.
Alejandro Mateos: batería y coros.
Raul Chevalier: bajo y coros.
Eduardo (Chino) Sanz: guitarras y coros.

Músicos invitados
León Gieco: armónicas en: "Dámelo, nena dámelo"
Oscar Kreimer: saxo en: "Tirá para arriba" y "Chico marginado" y clarinete en: "Ana, la dulce"

En la primavera de 1984 Miguel Mateos/ZAS edita su tercer disco. Las radios difundieron incesantemente los hits de este álbum: "Ana la dulce", "Tengo que parar" y "Tirá para arriba". Este último se convirtió en el mayor éxito de Miguel y con el tiempo se lo consideró como un himno de los 80s. En el último recital de Mateos en ese año, el bis final fue "Tengo que parar"... la canción principal que dio nombre al disco editado en 1984.

Mateos decía sobre el disco:

"No digo que tenga que parar por una postura pasiva, al contrario, la mía es totalmente revolucionaria. Creo que deberíamos usar la cabeza un poco más"...
En la segunda quincena de octubre de 1984, aparece a la venta este disco com una larga difusión y con un Zas más intenso, prolijo y fuerte. Un grupo que ya se presentaba a hacer también recitales en la televisión como en Badía & Cía. En noviembre de 1984 se presenta este disco en Obras.Miguel Mateos explicaba para quién iba dirigido su trabajo:

Tengo que parar lo hago por una cuestión netamente psicológica. No va a la masa sino al individuo, a la cabeza de cada uno. Los temas que lo integran, como por ejemplo: Bull Dog o Chico Marginado, son muy fuertes...
El tema "Bull Dog" plantea un franco juicio del estado de las cosas, el desconcierto y la confusión a la que se está sometido. Lo único que se ve claro es que no se ve nada. En esta situación caótica, además, todos colaboramos, siendo completamente inocente uno nunca está exento de culpa y compromiso. Mateos da la pauta de que el problema empieza por casa, con la familia y a muy temprana edad...




En Tengo que parar se ve un tipo de alineación similar a la expuesta en los temas anteriores, siempre al estilo Mateos, reincidiendo en el tipo de construcción en base a imágenes casi cinematográficas ya utilizados en "Huevos".

En este caso esas imágenes sirven para acentuar el descontrol, dada la incoherencia y el nivel de absurdo que adquieren (misiles en la 9 de Julio... Reagan... Hendrix... Evita) y así como el autor hace evidente una fuerte despersonalización (desnudo en el espejo / me miro una vez, me miro otra vez / y no descubro nunca quién es ). Con el mismo método se presenta la idea propia de paranoia heredada de toda la etapa represiva que se vivió ( Alguien me sigue, doy vuelta la esquina / hay sueños que no puedo borrar ). Por último Mateos retoma la idea de amor como el único elemento que puede hacer que esta situación descripta se revierta...

En cuanto a "Ana la dulce", Miguel dice que es un planteo psicológico a una chica de 16 años que se va de la casa... Recordemos que este álbum tiene el tema "Tirá para arriba", un súper clásico de Zas, y que en aquel momento se hizo un vídeo de Tengo que parar de muy poca difusión posterior. Mateos explicaba...

"Al fin y al cabo, no tenés que parar? Quién no dice al terminar el día después de 14 horas de laburo, de haberte peleado con tu mujer, después de haberte dado cuenta que los 80 australes que ganás por mes no te alcanzan para nada, que así no se puede seguir más, que tenés que parar un poco para no tener un ataque cardíaco?..."

1 comentario:

Anónimo dijo...

Un discazo!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...