sábado, 22 de enero de 2011

Tano Viamonte - El hombre alumbrado (2008)



01 átomo de sol
02 los jardines
03 el hombre alumbrado
04 Gallito ciego
05 Ángel mojado
06 Unimno
07 Recuerdos de vidas pasadas
08 Circular, Redondo, Sin fin
09 El nene cardo
10 Relato
11 Nueces
12 Fracaso de canción de cuna


IMAGENES ACÚSTICAS:
"Escuchese comiendo mandarinas al sol..."reza el depósito del compacto en la caja. Las manos abiertas del Tano con el mencionado fruto y la mirada subjetiva en un horizonte de gramilla son algunas imagenes de la artística. Mientras se descubren más cosas, la musica y las palabras fluyen. El disco amanece con "Átomo de sol" con una mandolina que corre y el Tano que canta "...no tengo plan". Luego sigue la serena "Los járdines", con el especial sonido de las líneas de bajo fretless. El tema "El hombre alumbrado" es el que le da el nombre a la placa:"¡vamos que alumbramos¡, canta el Tano y se despacha con un solo de viola. El disco va creciendo con el pulso alto de "Gallito ciego" y bajara este en la balada "Ángel mojado" tal vez una de las mejores interpretaciones de Viamonte. El bajo fretless aparece otra vez y la guitarra tímida puntea dulces melodías.
Con los coros de unos cuantos amigos entre risas y cervezas, y lo que imagina una turba de gente bajando una montaña, crece Unimno: un manifiesto que hasta se anima al rapeo " el perverso lan que vas a acariciar sino te desvelas" parece aconsejar. El tema 7 en realidad es el ocho por enroque, emerge como manantial, se llama Circular, Redondo, Sin fin...y luce la tabla hindú de Sebastián Urresti, con un cierre hipnótico. Le sigue la reencarnada y cálida "Recuerdo de vidas pasadas" con elegantes violines tocados por el propio Viamonte, parece ser una canción de cuna intercambiada del hijo a la madre. Luego escupe fuera la áspera "Nene cardo" y se despide con una armónica y una guitarra con aires flamencos. "Relato" es melancólica, desértica e instrumen tal, un berimbau es la vedette. El miedo a la naturaleza con la que el hombre siempre se conmovio se hace carne en "Nueces", donde un nogal atormenta al niño de esta historia. "Están las tibias nueces que te asustan....buuuu...." se canturrea entre coros. El disco dormita en su última pieza, "Fracaso de canción de cuna", una bella dialéctica no apta para sensibles de moco fácil.
Por JUAN PABLO DE LA VEGA (Red TL, El eslabón...)

Cortesia de Agustín

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...