domingo, 24 de abril de 2011

Victoria Abril - Todos los dias hago esto (1997)



Eternos outsiders del rock alternativo local, los hoy Victoria Mil arrancaron allá lejos y hace tiempo, a mitad de los años noventa. Primero fueron La Nueva Flor, después Victoria Abril. Sin embargo, una demanda judicial llevada a cabo por el entorno de la actriz de idéntico nombre los terminó por definir como lo que son ahora o, por momentos, acotados como V-Mil.

Pero siempre hay una historia que vale tener en cuenta, un pasado más que interesante en donde encontramos este "Todos los días hago eso" de 1997.

En este disco, de tapa azul, figura uno de esos temas que bien podrían haber quedado en la historia de los "One Hit Wonder". Una canción pop hecha a medida del paladar alternativo de la época. Y con ese condimento especial que tienen todas las canciones de esta banda argentina: ironías, pases de factura y críticas que rozan lo ácido.

Dicen los chicos de Adrogué:

"Pierdan la plata/después tendrán mucha/el delirio/en esta época/es tomar conciencia/Hagamos una cita/y yo llevo la cabeza puesta"

Repasando nos encontramos con un contexto particular; años noventa, Argentina en plan Menemista, la locura del Shopping (bien expresada en otros trabajos contemporáneos como Miami, de los Babasónicos) y esa manía de Miguel Castro y Julián Della Paolera de burlarse de la Intelligentzia del rock -en su primer disco como La Nueva Flor figura una canción cuyo nombre es el mismo del creador de "Piano Bar"-.

El resto del disco es más bien "volado". En otras palabras, hay abundancia de temas a la Can, La Düsseldorf y demás bandas Kraut que se nota que han influído en el sonido de los Victoria Mil. También hay algo de ambient -"Miss tics"- y canciones pop sin artificios -"Supersuave"-, aunque la experimentación es la que domina en el recuento final.

Hoy en día, "Todos los días hago eso" es prácticamente inconseguible en formato físico. Es, como se suele decir en las bateas, un incunable del mal llamado "Nuevo Rock Argentino" de principios de los noventa.

Mientras tanto, los Victoria Mil aún se quejan de su suerte de ser una de las tantas joyas ocultas del rock vernáculo, un poco por desconocimiento y otro poco por motus propio.

Comentario: http://escuchando-discos.blogspot.com

1 comentario:

Gogol dijo...

Muy pero muy volad el disco. Es una joya , esta en mi coleccion de predilectos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...