viernes, 18 de noviembre de 2011

Rodolfo Mederos y Generacion Cero - De todas maneras (1977)






En sus comienzos, estaba hechizado por Astor Piazzolla y sin embargo quería escaparse de esa influencia, pretendía más. Pese a haber tocado con Á. Piazzolla e integrado varios años la orquesta del otro genio del tango: Osvaldo Pugliese -junto con otros jóvenes músicos de su generación que participaban de una similar idea musical- buscaba su propio destino.

Este porteño nacido en el barrio de Constitución, cuya infancia transcurrió en Entre Ríos y que se fue a estudiar biología a la Universidad de Córdoba, es un estudioso e interprete virtuoso del bandoneón.

Formó sus primeros conjuntos a partir de 1960 para tocar en las radios de la provincia de Córdoba y en la televisión. Su Octeto Guardia Nueva trascendió hasta tal punto, que el propio Astor al escucharlo en una de sus giras, le propuso que viajara a Buenos Aires.

Cuando pocos años después Piazzolla vuelve a Córdoba, donde toca en la orquesta de Lorenzo Barbero, lo invita a Mederos a participar en sus recitales.

En 1965 viaja a Buenos Aires y graba su primer disco "Buenos Aires, al rojo" donde alterna obras de Carlos Cobián y Piazzolla con temas propios. Es promovido, también, por Eduardo Rovira que lo presenta en el local "Tango 66".

Un año después, ejecuta el bandoneón en la grabación de ocho poemas en las voces de autores pertenecientes al Grupo Barrilete.

Luego de pasar dos años fuera del país, primero en Cuba y luego en París, vuelve a la Argentina y en 1969 se integra a la nueva orquesta de Osvaldo Pugliese, originada a raíz de la decisión de sus músicos, de seguir únicamente con el sexteto que recién habían armado: El Sexteto Tango. Allí comparte la fila de bandoneones con Arturo Penón, Daniel Binelli y Juan José Mosalini.
En 1972, es arreglador del "Quinteto Guardia Nueva", que tiene a Mosalini y Binelli en bandoneones.
En 1976 forma un nuevo conjunto, "de culto" para algunos: Generación Cero.

La irrupción con su grupo Generación Cero fue poco convencional e irreverente. Su sonido intentaba un triple fusión entre el jazz, el rock y la canción de Buenos Aires. Lucía rebuscados arreglos con reminiscencias impresionistas. Era una ruptura intencional, una búsqueda juvenil que quería transitar un nuevo camino en la música.

El hecho que el conjunto contara con un bandoneón no significa que esta música rara y experimental conformara una variante del género tango, más allá que tocaran algún tango, porque no tenían ni "el yeite" (~ destreza), ni el ritmo y los arreglos modificaban la melodía, hasta tal punto, de hacerla irreconocible. No obstante, poco a poco fueron ganando un sector intelectual, ávido de novedades.

En 1976 aparece el primer larga duración "Fuera de broma 8", que inaugura toda una serie exhultante de este estilo inconformista y audaz. Lo siguen: "De todas maneras" (1977), "Todo hoy" (1978), "Buenas noches, Paula" (1983), "Verdades y mentiras" (1984) y "Reencuentros" (1989).

No obstante sus características, su propuesta fue adquiriendo trascendencia y su personalidad artística se fue consolidando, logrando el reconocimiento del público, especialmente en el extranjero.

3 comentarios:

Alén Guilera dijo...

sería genial poder escuchar esto en buena calidad. Una pena encontrarse con un disco tan bueno y que el audio esté en la compresión de más baja calidad.

Pablo dijo...

Al mala leche del comentario anterior: LA version del blog no es significativamente peor que el disco de vinilo
Que te crees que musica grabada en los 70 era digital?? Anda a cagar!

Gracias a Marcelo por el aporte!

Anónimo dijo...

Lista de Temas:
01-De todas maneras
02-El lugar donde vivo (nuestros hijos)
03-Triste diciembre
04-El largo adiós
05-Cada día, cada noche
06-Verano 1976
07-Mas vale cien volando
08-Todo ayer


Alineación:
Rodolfo Mederos: bandoneón
Tomas Gubitsch: guitarra
Gustavo Fedel: teclados
Eduardo Criscuolo: bajo
Rodolfo Messina: bateria

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...